BOLIVIA

CONTEXTO

IDENTIKIT

Población: 11.832.936 ab. (2022)
Capital: Sucre
Esperanza de vida al nacer: 71,77
Índice de desarrollo humano: 0,718 (2019)
Gender Development Index (GDI): 0,945
Población urbana (%): 70
Subdivisión administrativa: 9 departamentos

Bolivia tiene una superficie de 1.098.581 km2, una población alrededor de 10 millones de habitantes y está organizada en 9 departamentos. Sucre es la capital constitucional y judicial del país, mientras La Paz es la legislativa y gubernamental.

En 2009 el país aprobó su nueva Constitución que afirma que Bolivia es un “estado plurinacional” y reconoce los derechos de todas las minorías indígenas. La población boliviana está compuesta por varias etnias: las comunidades indígenas (sobre todo quechua y aymará) constituyen más del 50% de los habitantes del país; los mestizos el 30%; los bolivianos de origen europeo son el 12% y los ciudadanos restantes pertenecen a otras etnias.

Durante la última década se ha registrado un aumento constante de la población junto a una sustancial migración interna hacia las ciudades que han dado origen a un intenso fenómeno de urbanización. Por eso, hoy en día la mitad de la población está concentrada en Santa Cruz, La Paz, El Alto y Cochabamba. Menos de un tercio de la población boliviana todavía vive en áreas rurales, que a menudo resultan difícil de acceder, debido a la falta de infraestructuras y a las características montañosas de la mayor parte del territorio.

A nivel económico Bolivia se ha consolidado como un país de ingresos medios. En el 2005, con la elección de Evo Morales, Bolivia pasó de una economía liberal a una economía mixta, en la que se nacionalizaron todas las industrias y empresas y el PIB del país creció vertiginosamente, pasando de 9.500 millones de dólares a 30.381 millones de dólares, mientras que el PIB pro cápita pasó de 1.010 dólares a 2.757 dólares, con el correspondiente aumento de los salarios.

El país cuenta con tres grandes áreas geográficas: las tierras orientales tropicales que forman gran parte del país, los valles y los Andes, o tierras altas, que constituyen casi el otro tercio del territorio.

La cooperación italiana en Bolivia

La Cooperación italiana en Bolivia tiene una larga trayectoria de trabajo.

A partir de la firma del acuerdo de Cooperación Técnica en 1986, la Cooperación italiana ha estado constantemente presente con proyectos financiados por donaciones y por créditos de ayuda. Los sectores prioritarios han sido identificados en los últimos años en conjunto con la contraparte boliviana. Además de la coherencia con las políticas de desarrollo impulsadas por el gobierno de Bolivia, las actividades se planifican a través del diálogo y la coordinación con otros donantes internacionales con el fin de garantizar una mayor eficiencia y calidad de las iniciativas.

En este sentido, una nueva Estrategia Europea Conjunta 2021-2025 ya se está implementando en el país. En esta coyuntura, la Cooperación italiana tiene el liderazgo de las mesas de salud y de cultura-turismo.

En Bolivia, los programas de cooperación se han alineado principalmente con el Plan Nacional de Desarrollo 2016-2020, pero también con el nuevo PDES 2021 - 2025 y constan de 16 proyectos (incluidos 2 créditos de ayuda) por un aporte total de alrededor 65 millones de euros.