ECUADOR

CONTEXTO

IDENTIKIT

Población: 17.888.474 ab. (2022)
Capital: Quito
Esperanza de vida al nacer: 77,1
Índice de desarrollo humano: 0,759 (2019)
Gender Development Index (GDI): 0.384
Población urbana (%): 27
Subdivisión administrativa: 24 provincias

Ecuador es una república presidencial que cubre un área de 283.561 km² y tiene una población de casi 17 millones.

El idioma oficial e intercultural del país es el español, además en la Constitución de 2010 se reconocen oficialmente las lenguas amerindias como el quechua, shuar, tsafiki y otras, las cuales son utilizadas por diferentes grupos indígenas. Entre estas el más difundido, especialmente en la zona andina, es el kichwa.

En los últimos años, el país ha experimentado una importante transformación, pasando de una economía predominantemente agrícola a una industrial y desarrollada sobre todo en el sector terciario. El petróleo representa el 40% de las exportaciones y ayuda a mantener una balanza comercial positiva.

El territorio del estado se extiende a través de la linea ecuadorial. Da un punto de vista geográfico si puedo distinguir 4 regiones con características muy diferentes: la costa, la sierra, la amazonía y la región insular que comprende la isla de Galápagos.

La cooperación italiana en Ecuador

Ecuador es un país de ingresos medios-altos según estimaciones de la OCDE-CAD, que ya no es una prioridad para la Cooperación Italiana desde 2012. En esta fase de madurez del ciclo de cooperación, la presencia italiana está garantizada sobre todo a través de la cooperación financiera. Las iniciativas destacadas son el convenio de conversión de deuda (35 millones de euros) y los préstamos subvencionados con altos niveles de concesionalidad (15 millones de euros de los cuales 12 para el sector Sanidad y 3 para el fomento de las finanzas populares y el emprendimiento solidario a través del instrumento de microcrédito).

En las relaciones bilaterales entre Italia y Ecuador, la contribución de Italia en el campo de la cooperación es fundamental: se están implementando y planificando una pluralidad de iniciativas (en particular en los sectores de producción sostenible, salud y bioseguridad, medio ambiente, riesgo prevención, conservación del patrimonio, energía, salud). En este contexto, los dos programas de conversión de deuda son de particular importancia. El primero, derivado del Convenio firmado en 2003, dio lugar a la creación del Fondo Italo Ecuatoriano - FIE, que permitió la realización, a lo largo de una década, de más de 115 proyectos por un monto aproximado de 40 millones de dólares estadounidenses, centrados especialmente en desarrollo rural, protección del patrimonio ambiental y apoyo a las pymes.
El segundo, que tiene un valor de 35 millones de euros (más de 40 millones de dólares), suscrito el 29 de abril de 2016, ha impulsado iniciativas encaminadas al desarrollo socioeconómico sostenible en el marco de la matriz productiva y energética, así como proyectos encaminados a mitigar pobreza fomentando la transferencia de nuevas tecnologías, el desarrollo del conocimiento y la innovación, el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas, también a través del microcrédito, el desarrollo rural y el acceso a los servicios básicos en las zonas desfavorecidas del país. Parte de estos fondos ya han sido destinados para ayudar a Ecuador en la fase de reconstrucción posterior al terremoto del 16 de abril de 2016.

Además, desde 2020 se han financiado catorce proyectos en los campos de producción, salud y post emergencia del terremoto, favoreciendo a las provincias más vulnerables del Ecuador con un aporte total de más de 13 millones de dólares, a los que se destinaron otros 9 millones de dólares añadidos en 2021 para nuevos proyectos medioambientales que se centren en la mejora de la gestión de los residuos sanitarios, la prevención de incendios forestales y la conservación del patrimonio natural y finalmente en la implantación de la economía circular en el ámbito del consumo responsable y la producción verde.

Finalmente, en julio de 2022 se lanzó otra convocatoria de financiamiento por un monto de 12 millones de dólares, para financiar hasta un máximo de dieciséis proyectos en temas de reactivación económica, procesos productivos, conservación del patrimonio cultural, lucha contra la desnutrición crónica infantil y lucha contra la la violencia contra las mujeres.

Desde 2015, con la firma de un convenio bilateral, se otorga un crédito de 12 millones de dólares para la realización de un programa en el sector materno infantil y para el fortalecimiento de la salud pública en las provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago, que todavía está en proceso. No hay que olvidar que en el transcurso de 2021, tras la aparición de la pandemia de COVID-19 y el posterior empeoramiento de la situación sanitaria en el país, la cooperación italiana a través de FIEDS apoyó algunas necesidades nacionales importantes para asegurar personal médico y atención médica durante la emergencia, con ayudas de $ 3,3 millones para la compra de equipos de protección y reactivos para pruebas de diagnóstico, además de la modernización de varios laboratorios de análisis, compra y donación de ambulancias y maquinaria de cuidados intensivos.

Finalmente, cabe recordar que desde el 2017 se encuentra en marcha una donación de aproximadamente 1,5 millones de dólares, a beneficio del Ministerio de Medio Ambiente, Agua y Transición Ecológica de Ecuador, para la ejecución del programa “Amazonia sin Fuego”, un iniciativa que trabaja en la prevención de incendios forestales proponiendo alternativas al uso del fuego en la agricultura y que representa un programa emblemático para la cooperación italiana ya que se financia desde 1999 en algunos otros países de la cuenca amazónica como Brasil y Bolivia.